Blog

Tips para leer la Biblia

Te ofrecemos un camino para que te animes a ingresar al mundo y las páginas de la Biblia

1er Tip. Precalentamiento

foto 1: Escoger una Biblia que sea solo para ti. Es importante que tengas tu propia Biblia, para poder subrayarla, dibujarla, colorearla, marcarla. De esa manera comenzarás a apropiarte de tu libro y tu relación con la Palabra de Dios. También es bueno que escojas una buena traducción que te permita comprender fácilmente el lenguaje bíblico. Acuérdate que es un libro con textos de más de 2000 años. Una cosa a saber: Hay Biblias católicas y Biblias evangélicas. A grandes rasgos, sus diferencias radican en la lista de libros del Antiguo Testamento (AT). Las Biblias católicas tienen en el AT siete libros más que las Biblias evangélicas.

foto 2: Tener tu cartuchera con lápices y resaltadores. Esto te va a ayudar mucho para detenerte en aquello que consideras importante. Puedes elegir un color para resaltar verbos, otro para personajes, otro para lugares, etc. Tú sabrás encontrar el orden que mejor te permita estructurar tu estudio, tu lectura, tu oración; a tu estilo creativo.

foto 3: Contar con un anotador o diario bíblico Es indispensable tomar notas de lo que vas aprendiendo, la Biblia es un libro muy largo; y te ayudará el escribir en tu diario bíblico o anotador. Siempre fluyen las ideas profundas cuando nos disponemos a escribir. En el diario bíblico pueden ir tus conclusiones, tus preguntas, tus respuestas, tus oraciones; todo aquello que nace de tu lectura bíblica creativa.

2do Tip. Primer tiempo

foto 4: Empezar por un libro (desde el principio del libro, no hagas trampa) Si no estás acostumbrado al lenguaje bíblico, te recomendamos que no hagas versiculismo (leer versículos sueltos e interpretarlos), sino que leas ordenadamente para comprender la generalidad del libro que hayas elegido. Puedes comenzar por un evangelio, o el libro del Génesis; éstos dos libros son comienzo de cada parte de la Biblia (Antiguo y Nuevo Testamento). La idea no es jugar una carrera y finalizar rápido sino comprender en profundidad.

foto 5:  leer un capítulo entero o una perícopa (es decir desde un título hasta otro título) Comienza por pequeños tramos. Las perícopas son pequeños fragmentos que van de un título a otro título, algo así como una unidad bien definida de texto con principio y final. Cuando haya algo que no entiendas, te recomendamos leer lo que hay inmediatamente antes del texto en cuestión, muchas veces encontrarás allí el lugar donde esté hablando el personaje central del relato y su público.

foto 6: Subrayar los verbos, personajes y lugares (los verbos los subrayo, los personajes los resalto, los lugares los recuadro). Este es un ejemplo, tú puedes crear tu propio orden estético de estudio, pero lo importante es que puedas comprender la situación de lo que estás leyendo. Todo lo que resaltes y subrayes será una especie de táctica de juego para adentrarte en el texto.

3er Tip. Segundo tiempo

foto 7: Buscar material acerca del contexto en el que se desarrolló lo que leímos. Es muy importante que busques ayuda en libros o portales de internet especializados. Para comprender un texto de la Biblia debemos comprender el contexto histórico, la situación social, política, económica, religiosa. Estos datos nos brindarán mayor material para interpretar de manera más fiel lo que quisieron decir aquellos que han escrito los libros de la Biblia. La Biblia habla de la realidad de un tiempo muy lejano al nuestro, por ello es que debemos mirar el mundo antiguo con los ojos de los antiguos. Querer interpretar un texto antiguo a la luz de la posmodernidad es un grave error.

foto 8: Anotar las ideas que considero más importantes. Siempre debemos escribir, como te dijimos en otro tip, porque nos ayuda a retener información y a clasificarla según lo que considero importante. Para eso sirve tu diario bíblico. Tus ideas serán más o menos importantes según el material con el que puedas ayudarte para leer. Resume las ideas principales. Lo que hacemos en EzerYah Producciones en este tip es resumir cada versículo en estudio en un renglón, con nuestras palabras, de manera que tengamos una síntesis para leer a vuelo de pájaro. Es como ver el partido desde el punto más alto del estadio.

foto 9: Encontrar una palabra clave en el texto. Esto es sumamente crucial, a veces esa palabra está escrita en el texto y otras veces esa palabra la tienes que descubrir y agregar según lo que comprendes. Es como un punto de fuga, aquí la llamamos palabra-resumen porque nos sirve para ver el sentido general del texto que estamos leyendo. Es un punto que parece ser difícil, pero es muy fácil, simplemente tienes que estar atento. Por supuesto que puede haber más de una palabra-resumen; ella te va a indicar un camino de interpretación, solo uno; pero te la tienes que jugar por un camino, que sea lógico y comprensible, por supuesto. Un camino a la vez.