Por Mariano Serer Mora

El relato de la Creación de Génesis 1, 1-2,4a debe ser de los textos más maravillosos y reconocidos de toda la literatura. En él se atesora una infinidad de sentidos espirituales, teológicos, simbólicos, poéticos. Cada vez que lo leo vuelvo a encontrar algo novedoso. He dedicado muchos años a estudiarlo y sigo en ello y me hice un propuesta literaria: reescribir el mito de la creación en siete días con otras metáforas y signos culturales. ¿Para qué? Para volver al texto original pero con más herramientas para saborear al Dios del judeo-cristianismo. Cada vez más reconozco que ese texto es la Palabra de Dios. Mi aporte como lector de la Biblia, como teólogo cristiano, es buscar asombro, mostrar caminos que acerquen a las personas al texto de la Biblia y generar inquietud espiritual. Mis metáforas centrales girarán en torno a la cocina y la paella valenciana.

Les dejo a continuación una comparación entre el texto de Génesis 1 y el texto que compuse. Ojalá sirva para trabajar en talleres bíblicos, escuelas, parroquias, comunidades cristianas, profesorados, universidades. Interpretar un texto bíblico es mucho más que comprenderlo; es vivirlo.

Compartir este contenido

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *